Noticias

    "No tenemos escrito nuestro destino": Bartra

    Jueves, 15 de agosto de 2013. - Noticias sobre: Roger Bartra

    "No tenemos escrito nuestro destino": Bartra
    Foto: Academia Mexicana de la Lengua

    A partir del juego, que es entendido por el antropólogo y sociólogo mexicano Roger Bartra como “una prótesis exocerebral”, el investigador y académico universitario plantea que, contrario a lo que señalan muchos físicos y algunos neurocientíficos, los seres humanos sí tenemos libertad y podemos ejercer el libre albedrío, es decir, no todo está determinado ni tenemos escrito nuestro destino.

    El autor de La jaula de la melancolía y Antropología del cerebro: la conciencia y los sistemas simbólicos, asegura a EL UNIVERSAL que, intuitivamente, la mayor parte de los humanos están convencidos de la idea de que somos libres, que tomamos decisiones libremente y que podemos hacer una cosa porque lo hemos decidido. Sin embargo, dice Bartra, esa idea ha sido puesta en duda por muchos neurocientíficos que dicen que el libre albedrío y la libertad es una ilusión, que en realidad no existe porque todo está determinado, todo efecto tiene una causa donde no queda espacio para el libre albedrío.

    A partir de diversos planteamientos que se han discutido desde hace cientos de años y se han refrescado en los últimos tiempos con los estudios de las neurociencias, Bartra ha escrito su nuevo libro Cerebro y libertad. Ensayo sobre la moral, el juego y el determinismo, publicado por el Fondo de Cultura Económica.

    “Yo parto de la idea contraria y hago una crítica de estas interpretaciones pues desde esa perspectiva muchos científicos han hablado de que nuestras selecciones éticas y morales proceden de un chip cerebral moral que está alojado en nuestro cerebro y del cual emanan las normas que nos guían y por lo cual no estamos recibiendo nada. Mi idea es que existe la conciencia ligada a una prótesis exocerebral de carácter cultural-simbólico que son los circuitos exteriores que trabajan en parte dentro del cerebro y en parte afuera y que esto es lo que posibilita que sí exista el libre albedrio”, dijo.

    Una de esas prótesis exocerebrales son los juegos y por eso son un elemento central en el estudio de Roger Bartra, pero también están el habla, la música, el cine, las artes, la moda, la cocina y las memorias artificiales.

    “Yo trato de demostrar que desde luego existen cadenas deterministas, eso es evidente, pero en el caso de los humanos hay elementos que permiten comprobar que la conciencia sí puede ejercer una voluntad y para demostrar esto exploro lo que yo llamo los terrenos exocerebrales, en especial en lo que se refiere a temas morales, como el juego, le doy mucha importancia porque el juego es una actividad que al mismo tiempo tiene reglas muy estrictas pero es una actividad muy libre, entonces esa combinación de reglas estrictas y de libertad de acción es una de las peculiaridades de todos estos sistemas simbólicos que nos rodean y que nos ayudan a tomar decisiones libres”, afirma.

    Bartra plantea esta posibilidad del libre albedrío a partir de la perspectiva, por ejemplo, de un físico como Einstein, quien decía que todo estaba determinado y por lo tanto nadie tiene libertad; los físicos tienden a señalar que todo es una cadena de causas y efectos y que realmente el libre albedrío es una ilusión.

    “Algunos hablan de que hay un cerebro moral; que todas nuestras normas éticas y morales ya están escritas en el cerebro a la manera de una máquina originaria, esa idea viene de los lingüistas, de que hay una gramática ya escrita en nuestros cerebros y que genera las estructuras lingüísticas, y también hay una gramática moral que generaría las estructuras éticas en la sociedad”, agrega.

    El sociólogo asegura que a los mexicanos comunes y corrientes estas discusiones sobre la conciencia, la libertad y la ética les ayudan a ver dónde están las reglas que permiten determinar qué se debe castigar y qué se debe premiar, qué es digno de mérito y qué es digno de castigo. Bartra cree que eso no proviene de un chip instalado en el sistema nervioso, sino que es una construcción cultural que se liga a los circuitos neuronales.

    “Es un tema candente, qué es lo que nos hace comportarnos de una manera o de otra, este libro aborda un tema que interesa a la gente en su vida cotidiana pues le importa saber si las decisiones que toma son libres o no, en qué medida se puede fortalecer el libre albedrío, cómo la educación, la discusiones y los valores culturales de la tolerancia pueden fomentar la presencia del libre albedrío y por lo tanto de la idea de ser responsable de los actos”, concluye.

    Cerebro y libertad. Ensayo sobre la moral, el juego y el determinismo se presentará el jueves 15 de agosto en la librería Rosario Castellanos, ubicada en Tamaulipas 202, Hipódromo Condesa.

    Para leer la nota original, visite:

    http://www.eluniversal.com.mx/cultura/2013/impreso/no-tenemos-escrito-nuestro-destino-bartra-72408.html

    Para leer la nota original, visite: http://www.eluniversal.com.mx

    Perfil de: Roger Bartra

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, alcaldía Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

     logo sep chlogo fproacademia