Objeto directo con preposición

    ¿Ante el objeto de la siguiente oración debe usarse la preposición a: En 1773, el Papa suprimió a la Compañía de Jesús?

    En esta oración, ambas formas son correctas, con y sin preposición ante el objeto directo: En 1773, el Papa suprimió (a) la Compañía de Jesús.

    La preposición a suele emplearse cuando el objeto directo de una oración es una persona o una entidad personificada. Suelen personificarse, y por tanto construirse con preposición, los nombres de empresas, corporaciones, instituciones y, en general, agrupaciones de personas que se asimilan a los nombres colectivos, como colegio, compañía, consejo, junta, sindicato, etcétera.

    Cabe señalar que los entes personificados, cuando funcionan como objeto directo, vacilan entre llevar o no la preposición, a diferencia de los objetos directos de persona, que forzosamente llevan la preposición a.


    Esta respuesta fue elaborada por la Comisión de Consultas de la Academia Mexicana de la Lengua.

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, Del. Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

    logo sep chlogo fproacademia